Terroristas de la derecha atacaron, asesinaron y secuestraron a policías y ciudadanos en Morrito, municipio de Río San Juan, lo cual generó el repudio de la población.

El crimen ocurrió tras lo que los criminales denominaban “marcha pacífica”, por lo que una vez más se evidencia que tales manifestaciones solo son pretextos para planes siniestros y más violencia.

A continuación, la nota de prensa de la Policía Nacional de Nicaragua: