La Declaración Institucional fue presentada por PNV, PSE y PP. Irabazi votó en contra y EH Bildu se abstuvo

El pasado 19 de julio la junta de portavoces del Ayuntamiento de Donostia aprobó una Declaración Institucional que presentaron de forma conjunta PNV, PSE y PP. Dicha Declaración “sobre la situación en Nicaragua” fue aprobada por los votos a favor de sus promotores a pesar del voto en contra del grupo de Irabazi y la abstención de EH Bildu.

Ese infame texto lanza acusaciones muy graves contra el Gobierno de Nicaragua y el FSLN  que difícilmente se sostienen con la verdad. Cada cual podrá tener su opinión, por supuesto, sobre las políticas que desarrolla el Gobierno. Aceptamos que haya quien no comparta que los empresarios deban de empezar a pagar el seguro social y se opongan a la reforma del INSS, incluso reconocemos que no a todo el mundo quizás le parezca correcto que la jubilación estuviera en 60 años y no se tocara a pesar de la insistencia del FMI. También respetamos, aunque nos cueste entenderlo, que haya quien no comparta que el Gobierno de Daniel Ortega aumentara la cobertura de jubilación para 53 mil personas que no la recibían.

El cartel que anunciaba la llegada de la autodenominada “Caravana Informativa” y en el que la mujer de la imagen porta un mortero …para informar

Sin embargo, no podemos tolerar las demás acusaciones infundadas. No es de recibo que pueda el contenido de una Declaración Institucional como la referida la pueda marcar, sin que nadie la cuestione, un grupo que haciéndose llamar “Caravana Informativa” no sólo alienta a la desestabilización y el golpe de estado sino que también lo hace a la violencia, como se demostraba en el anuncio de su visita en el que aparecía una joven con un mortero humeante.

Resulta llamativo que precisamente se dirija esa nota al Gobierno cuando habla de diálogo, siendo quien ha promovido el Diálogo Nacional y quien fielmente se ha mantenido en la línea de la resolución mediante la paz y el diálogo. Así mismo, es el Gobierno quien ha mostrado la firme voluntad de aclarar todas y cada una de las muertes ocurridas en el contexto de los enfrentamientos, de forma que puedan ser depuradas las posibles responsabilidades de las fuerzas del estado y también de los terroristas.

Si de verdad quiere el Ayuntamiento de Donostia comprometerse con la Paz y la Seguridad en Nicaragua, lo primero que debería de hacer es rechazar a las organizaciones que promueven y practican la violencia que ha generado más de la mitad de las muertes desde que inició este conflicto en abril.