Memoria, Rusia

Daniel Ortega y Rosario Murillo saludan a Rusia por el Día de la Victoria

Crimean veterans march in central Sevastopol as they mark the 70th anniversary of the end of World War II. Russian President Vladimir Putin presided over a huge Victory Day parade celebrating the 70th anniversary of the Soviet win over Nazi Germany, amid a Western boycott of the festivities over the Ukraine crisis. (Max Vetrov/AFP-Getty Images)

“Confiamos nuevamente en su Liderazgo y en la capacidad formidable de todo ese admirable Pueblo Ruso, que hoy, como en 1945, estamos seguros, que con su Grandeza Espiritual y Cultural, vencerá todas las adversidades”, expresan el Presidente y la Vice Presidenta de Nicaragua en misiva al mandatario Vladimir Putin

El Presidente de Nicaragua, Comandante Daniel Ortega, y la Vice Presidenta, Compañera Rosario Murillo, enviaron un mensaje al mandatario de la Federación de Rusia, Vladimir Putin, en ocasión de conmemorarse el 75 Aniversario del Día de la Victoria.

A continuación, el texto íntegro del mensaje:


Managua, 7 de Mayo, 2020

Hermano Presidente
de la Federación de Rusia
Compañero Vladimir Putin

Hermano Presidente:

A 75 Años de una de las más grandes Victorias de la Humanidad, la Victoria sobre el Nazismo, la Humanidad que se enfrentaba a tanta perversidad, queremos saludar a Usted, a su Gran Pueblo, y en Usted y en su Pueblo, a tantos Valientes Seres que protagonizaron esas Heroicas y Triunfales Jornadas, en nombre de la Paz que, también hoy, tanto necesitamos.

Compañero Presidente Vladimir Putin:

Vivimos momentos complejos, dolorosos, trágicos. Vivimos en realidad otra guerra que nos enfrenta con la dura y cruel Verdad de un Mundo que ha dejado atrás injustamente, como dice el Santo Papa Francisco, a tanto Hermano y Hermana que sufren, y a tantos que hemos perdido, en todas partes, por razones que tod@s conocemos.

Queremos reconocer los inmensos y valientes esfuerzos de la Federación Rusa, de Usted como su Presidente, por atender a su Pueblo y trascender este caótico escenario, pensando ya en los días venideros, en los «días después”.

Nuestra Solidaridad y Oraciones para las Familias que en la Federación Rusa han perdido Seres Queridos, o han sufrido en carne propia, de distintas formas, los dolores de esta inédita, en Tiempos recientes, circunstancia de la Historia.

Confiamos nuevamente en su Liderazgo y en la capacidad formidable de todo ese admirable Pueblo Ruso, que hoy, como en 1945, estamos seguros, que con su Grandeza Espiritual y Cultural, vencerá todas las adversidades.

Le deseamos Salud, Fortaleza, Hermano Presidente, y Tiempos Bendecidos con nuevos éxitos, para Usted y para su Pueblo.

Dejar una respuesta