Artículo de José M. Torres Pérez, Presidente de la Fundación Ruben Dario-Campo Ciudad, publicado en Rebelión.org

 

Que nadie pretenda saberlo de un plumazo. Es verdad que podemos atribuir esta crisis a factores internos y externos.

No está ocurriendo por azar sino porque había cierto grado de planificación. Podemos admitir que había ambiente, clima y circunstancias favorables al estallido de violencia que ha alcanzado y sigue alcanzando niveles muy altos….. Aparentemente de carácter bélico-civil diría, pretendidamente insurreccional….. Quienes no estamos presentes allí, lo estamos viviendo a través de los medios, pero quienes tenemos información de primera mano o nos fiamos de ciertos medios locales, sacamos conclusiones muy contrarias, especialmente cuando la MENTIRA es lo que se está propagando por los medios de comunicación occidentales.

En Nicaragua hay unos poderes fácticos muy potentes, como son la Iglesia, los Medio de Comunicación escritos de la derecha (diario LA PRENSA y EL NUEVO DIARIO), las organizaciones empresariales, patronales como el COSEP que es el CONSEJO SUPERIOR DE LA EMPRESA PRIVADA y la Cámara de Comercio Norteamericana AMCHAM, ambas muy poderosas. Esta Cámara está en el centro de la organización de la desestabilización, como se puede deducir de la información de la revista ENVIO a pesar de que tal medio está también llamando a la insurrección popular.

El FSLN tiene el Ejército, el poder Judicial, las organizaciones sindicales que ahora están silenciosas sin poder actuar –todavía- ante la ofensiva desestabilizadora, pero creemos firmemente que tiene a la mayoría del pueblo consigo y que estamos ante una contrarrevolución muy bien amañada y orquestada pues está siendo dirigida por una estructura internacional de inteligencia occidental con centro en los EEUU. El FSLN tiene también amplia mayoría parlamentaria.

Voy dar una breve pincelada, centrándome en grades líneas. No cabe duda de que millones de dólares de las fundaciones norteamericanas han llovido sobre Nicaragua y no han ido precisamente al Gobierno (como pueden incluso a llegar a decir sectores izquierdistas dogmáticos), sino para la agitación política violenta muy violenta, incluso terrorista y coordinada, que no ha surgido sin organización (insistimos en destacar la hipótesis de la Agenda oculta y que encaja claramente con una Gran Conspiración, como la hubo en Libia, en Siria, en Ucrania y en muchos otros lugares). Se crea una estructura de subversión desde los centros de poder mediático, desde los think thank, desde los servicios de inteligencia y seguridad, en este caso norteamericanos, que disponen de fuerzas militares usan medios muy avanzados de comunicación tecnológica, mientras ponen en acción a paramilitares para que intervengan disfrazados.

Hay muchos antecedentes en la historia de la preparación de los Golpes de Estado. La guerra psicológica SI!, pero detrás hay “guerra real” encubierta, pues los paramilitares no son sino organizaciones que editan la experiencia anterior de la “contra” en la Nicaragua de los años 80.

Los propios fallos que haya podido tener el sandinismo revolucionario distan mucho de ser las graves imputaciones que hace el sector mediático, empeñado en criminalizarle, con atrocidades resultantes de esa nueva “contra” que busca el derrocamiento del Gobierno y cuya inteligencia tienen su epicentro en los intereses del capital financiero y empresarial…. ¡Cómo no! ¿Es que se os ha olvidado?

Solamente el hecho mismo de identificar a Daniel Ortega con Somoza produce risa, si no fuera porque está avalada por la misma conspiración, sin embargo tiene impacto por su simplismo en la mente de irresponsables indignados. Forma parte de la guerra psicológica.

Las emociones contenidas han estallado en las Redes Sociales RRSS y han pillado desprevenidos al sandinismo en el poder. Digo esto porque en Nicaragua hoy después de derrota de la “contra” en los 80, nadie se atreve a identificarse como anti-sandinista. El mismo MRS que son los más acérrimos enemigos del FSLN (una escisión originada en los años 90, tras la derrota electoral inesperada del FSLN), se autonombran “sandinistas”. El MRS (Movimiento de Renovación Sandinista, de corte socialdemócrata) y el MRS (Movimiento de Rescate del Sandinismo, cercanos al mal troskismo –porque lo hay bueno- y la extrema izquierda), son dos fuerzas también autodenominadas “sandinistas”, que sin embargo son los mayores enemigos de Gobierno y del sandinismo revolucionario, al cual se le pone el Título de “Orteguismo”. Estos MRS en ambos flancos del sandinismo revolucionario, fue fundado con poco éxito por antiguos Comandantes guerrilleros, que se vieron desplazados del poder orgánico del FSLN, desde 1990. En los años posteriores fueron utilizados como “cuña” para impedir el avance del FSLN y trataron de crear una corriente del sandinismo parlamentaria, pero fracasaron. Su mentor principal es el escribir Sergio Ramírez, pero reúne a ex.-comandantes guerrilleros como Dora Mª Tellez, Mónica Baltodano y Henry Ruiz, enemistados personalmente con Daniel Ortega porque fue el ganador.

Están protegidos por los medios la derecha y el dinero de las fundaciones norteamericanas. Sergio Ramírez, es la copia de un Vargas llosa, ambos protegidos de PRISA. EL PAIS, lo ha auspiciado para el reciente premio CERVANTES. Toda un trama de intereses neocoloniales en América Latina. Los MRS se dejan financiar por las Fundaciones centrales norteamericanas y creen ser más listos que ellas, esperando que un día las pueden utilizar para poder derrotar al FSLN y arrebatarles la hegemonía. Esta es quizás la contradicción más gorda, exacerbada por la ayuda externa, pero que permanece subyacente en toda esta desestabilización, que está causando innumerables víctimas en el pueblo y una gran destrucción de la economía, utilizando a bandas de jóvenes desarraigados como sicarios sociales.

Por otra parte está la Iglesia, que es un fenómeno que merece capítulo aparte. El pueblo nicaragüense es muy creyente. Probablemente el FSLN quiso ganarse la confianza popular con un discurso religioso/místico de la política y compitió con la Jerarquía en el ámbito eclesial, quizás no podía hacer otra cosa para neutralizar la alianza histórica que la Iglesia ha mostrado con la clase dominante oligárquica nicaragüense. La izquierda europea no lo entiende y en todo caso en lugar de caer en el odio y en el eurocentrismo debiera situar esa discrepancia en el respeto al derecho de un partido político a elaborar su estrategia y a equivocarse si así lo demostrara la historia. El FSLN tiene el 70% o incluso más de los diputados en la Asamblea Nacional.

Un factor que ha influido y está influyendo sin duda ha sido la existencia de un lumpen-precariato formado por jóvenes que optan por la vía delincuencial, saben organizarse en bandas de saqueo y portan armas. Es el caso de las Maras, que surgen en El Salvador hace 15 años y se han extendido por toda Nicaragua están siendo utilizadas como la fuerza terrorista civil, causando gran conmoción en el pueblo ¿Quién las alimenta de armas? ¡Averigüelo el lector!. Desde luego es ilusorio y una fantasía atribuir eso al Gobierno, como están haciendo los Medios con bastante éxito, pues ese PENSAMIENTO UNICO lo han logrado asentar en las conciencias del lector del Estado español.

La mentira de que el FSLN organiza, financia y arma a estos grupos de jóvenes delincuentes armados no es creíble, pero se dice y vocea, una y mil veces que Daniel Ortega les entrega armas, pues eso si puede funcionar en el simplismo mediático. Una mentira repetida mil veces llega a ser verdad, pero verdad solo en la mente, o sea verdad virtual. Son sicarios sociales de mano de quienes quieren la destrucción de Nicaragua.

Pero esa mentira les viene muy bien a los enemigos inmediatos y lejanos del FSLN, como son los dos MRS, les viene bien a los indignados contra el poder, les viene bien a la extrema izquierda dogmática y fundamentalista; les viene bien a LA PRENSA (así se llama el periódico diario de la Oligarquía, cuyos propietarios son la familia Chamorro), que en estos casos promueve y atiza el populismo, todo vale con tal de debilitar al poder sandinista; le viene bien al imperio que va dando Golpes blandos en toda América Latina y que no pueden aceptar que un Gobierno dirigido por un ganador de las Elecciones presidenciales varias veces seguidas, pueda ser el artífice de un desarrollo económico que crece al 5% e importantes agenda social, de la que se habla poco. A la oligarquía le salen ampollas, a periódicos como EL PAIS les roba el mensaje, pues se la tiene jurada a Daniel Ortega, del cual se propaga todo lo malo y se le culpa hasta del catarro del vecino. Lo cierto es que el sandinismo revolucionario – el cual no ha aparecido en escena todavía – impide al Imperio el saqueo barato de su “patio trasero,”

No pueden admitir que la izquierda revolucionaria sandinista, que es sin duda la fuerza que más y mejor ha defendido la Soberanía Nacional de Nicaragua frente al Imperio avasallador, pueda salirse de los cánones de la integración neo-liberal occidental.

La otra cuestión que se lanza es que los Ortega se han lucrado del poder político, que la élite sandinista se enriqueció…. Esta es la zanahoria para fomentar la envidia y el rechazo. Si fuera así podrían sentar en la mesa a los Pellas (los banqueros más ricos de Nicaragua), el poderoso Ramiro Ortiz Mayorga, dueño del Banco de la Producción y a super-millonario Piero Coen Montealegre….. con fueres vínculos en Whashington, pero No! Quienes se enriquecen en Nicaragua con los del COSEP y los inversores norteamericanos a través de su Cámara de Comercio AMCHAM. No nos despistemos.

Pero no se podría entender lo que pasa en Nicaragua sino partiéramos de otra premisa necesaria y es que es un país donde las pasiones y la visceralidad se armonizan con la serenidad y la reflexión de una forma variopinta. En ese sentido se parecen a nosotros los españoles, impregnados todavía de resabios de la cultura islámica. .

El ODIO es una fuerza vital a tomar en cuenta, que mueve esta crisis. El sentimiento de ODIO y la SED DE VENGANZA, que siempre van acompañados de la MENTIRA NECESARIA….. No olvidemos que Nicaragua es un pequeño país que no llega a 7 millones de habitantes, empobrecido por la guerra y el saqueo de los invasores, de una extensión similar a Andalucía. De clima tropical, con una larga historia de actos heroicos, independentista a la fuerza, de gente luchadora, pero vehemente y donde cada sujeto de esa cultura cargada de emociones busca un padre líder (el llamado caudillismo es cultural), pero también un culpable de su desgracia. Y Daniel Ortega ostenta ese paradigma. Coincide que es la “bêtte noire” de grupos poderosos como PRISA muy interesados en que América Latina nunca logre su independencia efectiva y este dominado por el capital extranjero. La parte de la ciudadanía nica (la cainita) necesitaría un poco de reflexión para caer en la cuenta de que está siendo utilizada para destruir su propio país. Por eso es importante la consigna lanzada por el FSLN, que está muy bien expresada en el VIDEO adjunto.

Esa nueva “contra” está llevando a cabo una orgía de destrucción y ejecuciones muy bien amparadas por un relato mediático que tiene la osadía de achacar los crímenes al Gobierno, al FSLN, a las instituciones del Estado como es la Policía y a Daniel Ortega, autores intelectuales, orgánicos y materiales. Objetivo: indignar al pueblo contra ellos y levantar una insurrección popular, provocar una actuación interna del Ejército Nacional y en ese caos, facilitar la intervención militar estadounidense, amparada por una opinión pública mundial a la que han abducido con la Guerra psicológica y que aprobaría una intervención humanitaria de la Alianza del Dólar.

Merece la pena escuchar las palabras de un escritor, intelectual, analista político y activista de la talla moral que es Carlos Fonseca Terán.

¡Escúchenlo!