Notas oficiales

[VIDEO] El Presidente Daniel Ortega se dirige al pueblo de Nicaragua

El Presidente de la República de Nicaragua, Comandante Daniel Ortega Saavedra se ha dirigido al pueblo de Nicaragua en una emisión en directo

El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, y la Vice Presidenta, Compañera Rosario Murillo, se dirigen en cadena nacional a las familias nicaragüenses este miércoles.

Tras escucharse las notas del himno nacional, el Comandante Daniel inició su mensaje enviando condolencias y solidaridad a las familias que han perdido seres queridos por los embates de la pandemia del nuevo coronavirus SARS-CoV-2.

Indicó que “existen personas aisladas, sufriendo con mucho dolor”, por lo que llamó «a la solidaridad en estos momentos y a la unidad de todos los pueblos del mundo”, refirió. Nos llama la paz, poner fin a todo tipo de guerra, todo tipo de agresión.

La Paz nos va a permitir crear las condiciones para que el planeta no se encuentre en situaciones dramáticas, como en países desarrollados, donde faltan camas, faltan médicos, porque simplemente el servicio de salud no llega al pueblo, a los trabajadores, y los servicios públicos se encuentran en el abandono, refirió.

Hay grandes hospitales, con científicos, pero ¿quién puede pagar esos servicios en un país desarrollado o en vías de desarrollo? El mundo ha quedado descarnado con esta pandemia; de qué sirven las bombas atómicas, acaso las armas atómicas pueden acabar con el virus, manifestó.

Sobre la carrera armamentística de las grandes potencias, expuso que esas armas no son para la vida, no son para la salud, no son para la alimentación de millones de seres humanos que perecen por hambre.

Y añadió: Son armas para matar y se invierten miles de millones y saben que no se pueden utilizar, porque el día que lo hagan desaparece toda la población del planeta.

¿Cuántas pandemias ha vivido la humanidad? ¿Cuántos millones de seres humanos han muerto en esas pandemias, en esas guerras? Estoy convencido de que a esta pandemia no hay fuerza alguna que pueda bloquearla. No hay muro que pueda bloquearla. No hay multimillonario alguno que pueda bloquearla, afirmó.

Asimismo, recordó cómo anualmente suceden tragedias en el mundo. Conocemos como se repiten las tragedias todos los años en los países en vías de desarrollo, esa migración que viene de África, donde mueren miles de niños, mujeres, adultos que se ahogan en el mar.

¿Qué podrán hacer los migrantes ante esta pandemia?, preguntó. Muchos de ellos están enjaulados, manifestó antes de exponer que los nicaragüenses que han sido deportados cuentan las inhumanas condiciones en que los encierran y los maltratan.

La potencia militar y económica más grande no tiene capacidad para dar respuesta a los ciudadanos. Europa también vive esa tragedia. Y desde los pequeños territorios enfrentamos la pandemia con recursos limitados, puntualizó.

Tenemos participación ciudadana, disciplina, entrega del Ejército Nacional, la Policía resguardando la integridad de desde que inició la pandemia, cuando fue decretada, el 11 de marzo y hasta hoy, 15 de abril, en Nicaragua se han contabilizado mil 237 personas fallecidas, de todas ellas, solo una por coronavirus, de las otras, por tumores malignos, enfermedades renales, infartos, hipertensión, accidentes de tránsito, cirrosis hepáticas, asfixias neonatales, sepsis, septicemia, suicidio, ahogamientos, VIH, reveló el Presidente Daniel en su alocución.

Un sistema que se multiplica por todos lados. Visitas casa por casa, con brigadistas que explican las medidas para proteger a las familias. Por eso la pandemia ha avanzado lentamente. Claro que entró pero su avance fue lento y todos vienen por contactos, explicó.

De igual manera, comentó que hace unos días le hicieron los análisis a una muchacha de 17 años, embarazada, que decían tenía Covid-19, y dio negativo.

En cuanto a los casos sospechosos, apuntó: La mayoría ha ido saliendo de procesos de aislamiento, de cuido responsable, incluso algunos que parecían morir han ido saliendo. El caso del estadounidense y luego otra señora, los médicos pensaban que iban a morir, expresó.

Por tal motivo, reconoció la sapiencia de los especialistas nacionales. Los médicos nicaragüenses están altamente calificados. Especializados en otros países como Cuba, Rusia, Estados Unidos, México y Venezuela, acotó el Presidente de la República.

Actualmente, Nicaragua cuenta con capacidad de camas y respiradores para enfrentar esta pandemia. Tenemos unidades de cuidados intensivos, reserva de medicamentos, interferón por ejemplo (medicamento hecho en Cuba), indicó.

Poseemos las capacidades para atender a la población, en tanto el ritmo en el que se ha venido manifestando la epidemia, no hemos salido en estampida, de manera ordenada hemos venido adoptando una serie de medidas, de acuerdo a nuestras posibilidades materiales, económicas y científicas, señaló.

Reconoció, además, que los hospitales y puestos de salud que quemaron en abril de 2018, en el intento de golpe de Estado, fueron reconstruidos y equipados.

Asimismo, reveló que dentro de muy poco se inaugurarán puentes en Malacatoya, algo histórico, tras años y años esperando la carretera, contaremos con el segundo puente más grande de Nicaragua e inaugurado en medio de esta situación.

La realidad del planeta llama a nuevos cambios por el bien de todos. Este es un momento para que se produzcan los cambios en el mundo. Algunos van en mal camino, gastando el dinero en bombas, está bien el ejército para resguardar la seguridad del país, pero Dios está mandando la señal de que es la oportunidad de hacer un cambio hacia la Paz, consideró.

El Presidente de la República afirmó que es momento de que esos grandes recursos estén a disposición del pueblo. Que se decidan por decirle a sus gobiernos se acabó el dinero para el armamento atómico, limitemos el armamento para proteger el territorio y ese dinero se utilice para hacer hospitales, para dotar de todo el equipamiento médico para poder enfrentar situaciones como estas, subrayó.

Insistió que es momento de cambiar las armas atómicas por hospitales, puestos de salud, condiciones básicas y cooperar para que en los países en vías de desarrollo podamos tener esa protección. La mejor arma es la sanidad, la medicina preventiva y curativa y para eso se necesita recursos y ya sabemos quiénes los tienen, advirtió.

Es momento de cambiar Naciones Unidas (ONU). El mundo demanda de una refundación ética y moral y eso pasa porque los recursos se coloquen en aquellos lugares donde deben estar, para garantizar la vida, finalizó el Presidente Comandante Daniel Ortega.

 

Deja un comentario