Prentsa

La investigación sobre el incendio en la Catedral de Managua desmonta las mentiras de la oposición

Desde que el pasado 31 de julio ocurriera un incendio en la Catedral de Managua, la oposición ha tratado de acusar al Frente Sandinista de haber atacado el templo. Un nuevo intento de difamar para tratar de generar desestabilidad mediante la desinformación y noticias falsas, y un nuevo ridículo que puede apuntarse la larga lista de fracasos que llevan acumulada desde abril del 2018.

La investigación policial descarta que el incendio pudiera ser provocado al no encontrarse ningún tipo de resto de pólvora, combustible o similares, y al desestimarse la opción del cortocircuito eléctrico. Tampoco se conoce que ninguna persona hubiera entrado a provocar el incendio, como se deriva de las preguntas que se le hicieron a las dos únicas personas que se encontraban en el lugar. Se trataba de una pequeña comerciantes de 57 y que lleva vendiendo velas en el mismo lugar desde hace 27 años, y un feligrés de 70 años que se encontraba en el interior. Sí e encontró, sin embargo, un pequeño vaporizador de plástico que contenía alcohol y se usa para desinfectarse las manos en cumplimiento de las medidas sanitarias adecuadas.

Dejar una respuesta