Gazteria / Juventud

Del General Sandino a la juventud de Nuestra América

El General Sandino, obrero de procedencia campesina que combatió con las armas contra los invasores norteamericanos en Nicaragua, nació en Niquinohomo el 18 de mayo de 1895. Desde la infancia trabajó en el campo, su natural inteligencia le permitió aprender a leer y escribir, pese a la hostilidad del medio social.

Desde muy joven, nuestro general Sandino encaró la pobreza, las injusticias y los trabajos a los que estaba sometido el país por la injerencia yanqui, siendo testigo de acontecimientos que marcarían su rumbo revolucionario, como la intervención estadounidense de 1912.

Fue aquí donde el General Sandino, siendo sólo un adolecente, manifestó [1]:

“Personalmente miré el cadáver de Benjamín Zeledón, que fue sepultado en Catarina, pueblo vecino al mío. La muerte de Zeledón me dio la clave de nuestra situación nacional frente al filibusterismo norteamericano”.

 

Poco después, durante su paso en México, y con la coyuntura que se vivía en Centroamérica, el General Sandino es fuertemente criticado por sus compañeros/as. De sus propias palabras menciona [2]:

“Esta misma intervención ha sido causa de que los demás pueblos de Centroamérica y México nos odiarían a nosotros los nicaragüenses. Y ese odio tuve oportunidad de confirmarlo en mis andanzas por esos países”.

“Me sentía herido en lo más hondo cuando me decían: “vende patria, desvergonzado traidor”.

A su regreso a Nicaragua en 1926, tras ejercer diferentes trabajos en varios países del área y nutrirse con corrientes vanguardistas de liberación, partió a Bluefields para integrarse al Ejército Liberal Constitucionalista y posteriormente a las selvas de Nueva Segovia, desde donde dejó claro que nunca entregaría sus armas y que prefería morir como rebelde que vivir como esclavo.

Durante más de seis años combatió contra las tropas de diferentes gobiernos apoyados por Estados Unidos, reuniendo a miles de hombres humildes bajo su mando en el Ejército Defensor de la Soberanía Nacional, al que jamás pudieron rendir.

Para los/las jóvenes, tal y como lo decía el Comandante de la Revolución Sandinista, Carlos Fonseca Amador, el General Sandino es un “genio del combate popular y símbolo de la resistencia tradicional del continente contra el imperialismo yanqui, es nuestro símbolo contra la intervención y las oligarquías, es un obstáculo para los planes del imperialismo” [3].

En aquel entonces “las clases explotadoras se entregaban, en general, al invasor, en cambio, las masas populares se levantaron sin cesar en defensa del honor nacional. En la cumbre de esas rebeliones colectivas brillaron con luz propia las gloriosas columnas guerrilleras de humildes campesinos, encabezadas por el más digno hijo de Nicaragua” [3] .

Durante la primera etapa de la resistencia, los patriotas encabezados por Sandino se enfrentaron a los intervencionistas norteamericanos y a los mercenarios del gobierno conservador de Adolfo Díaz… después de una prolongada y tenaz resistencia lograron expulsar al invasor.

Nuestro héroe nicaragüense tuvo clara conciencia del papel determinante de la lucha armada en el logro de la definitiva independencia nacional y además se identificó con las ideas avanzadas de reivindicación social… se advierte en Sandino su ideario que propugna por la transformación social y que se refleja desde el principio hasta los finales de la resistencia.

Como jóvenes, la actualidad de Nuestra América nos exige seguir el ejemplo heroico y glorioso por el que transitó nuestro General Sandino, como símbolo de resistencia y rebelión ante el yanqui invasor. Como jóvenes tenemos una gran responsabilidad y el deber de seguir enarbolando la bandera de Sandino para seguir siendo Hombres y Mujeres Libres.

“Si nuestra tierra nos pide, debemos ser nosotros los que levantemos a nuestros pueblos; hoy tenemos el deber de poner el hombro, debemos llevar las riendas de todos nuestros asuntos y que de una vez entiendan, hombres y mujeres, todos juntos…”[4] Hoy seguiremos defendiendo las conquistas de nuestra Revolución.

Para toda nuestra América Sandino, Martí, Bolivar, Fidel, Ernesto, Hugo, Carlos, Tomás, Germán son nuestra dirección, ellos son los que marcan el camino a seguir.

Y como jóvenes respondemos: “Enfrentaremos primero a la muerte, traicionar a la Patria Jamás”

“Nosotros iremos hacia el sol de la libertad o hacia la muerte; y si morimos, nuestra causa seguirá viviendo. Otros nos seguirán.” (General Augusto C. Sandino).

A la Unidad y el Amor

Germán J. Van de Velde


[1] https://www.lavozdelsandinismo.com/nicaragua/2014-02-17/sandino-patriota-leal-y-sincero/

[2]http://redvolucion.net/2019/04/15/sandino-sus-inicios-y-su-viaje-a-mexico/

[3]http://barricada.com.ni/carlos-fonseca-sandino/

[4] Inti Illimani (1970). “Canción del Poder Popular”. Álbum canto al rograma.

 

Deja un comentario

Tema creado por Patria Libre o Morir | PLOMO