Prentsa

1.700 personas presas regresaron a sus hogares

Managua. Por solicitud del gobierno de Nicaragua, el Comité Internacional de la Cruz Roja participó como observador de una liberación de personas privadas de libertad, cobijadas por beneficios legales, en dos de siete centros de detención del país.

Delegados del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) hicieron presencia en los centros penales Tipitapa y Matagalpa, donde pudieron observar la salida de 793 y 194 personas, respectivamente, de las 1.700 que fueron cobijadas por la medida a nivel nacional. De las 793 personas puestas en libertad en Tipitapa, 712 son hombres y 81 mujeres; mientras en Matagalpa se trató de 170 hombres y 24 mujeres.

«El CICR participó en esta operación por invitación del Gobierno. Nuestro rol fue como observador», aseguró Laure Schneeberger, jefa de la misión del CICR en Nicaragua. «El CICR desempeña su mandato exclusivamente humanitario con base a sus principios fundamentales de independencia, neutralidad e imparcialidad».

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Además de participar como observador en esta ocasión, el CICR visita centros de detención en Nicaragua desde enero 2019. Como ocurre en más de 80 países del mundo, estas visitas son de carácter exclusivamente humanitario y buscan contribuir a que las personas privadas de libertad gocen de un trato y condiciones de vida conformes al derecho internacional y los estándares internacionalmente reconocidos, incluyendo el contacto con sus familiares.

En 2019, el CICR realizó 34 visitas a 8 centros de detención y estaciones policiales, y facilitó sus servicios como intermediario neutral u observador para la liberación de 474 personas.

Dejar una respuesta