Ante la nueva campaña de mentiras que ha iniciado  Amnistía Internacional desde Madrid contra el Gobierno de Nicaragua, queremos denunciar el papel de esa organización mediante este comunicado al que acompañan más de 200 firmas:

Amnistía Internacional vuelve a degradar sus funciones emitiendo un informe contra el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional de la República de Nicaragua con sesgados encuadres y bajo una intencionalidad política maliciosa. El lamentable comportamiento de esta organización, ha quedado demostrado a lo largo de su historia. Existe un inventario de dudosas actuaciones que ponen en entredicho su labor. Veamos:

– Su pésima actuación y encubrimiento en la guerra de la antigua Yugoslavia.

Informes que equiparan la violencia del estado israelí con la legítima defensa que hace uso el pueblo palestino. En este caso, la gravedad del asunto llega hasta que, la misma Amnistía Internacional de Israel, ha servido como un frente de propaganda que manipula informes y de esta forma desagraviar los intereses de Israel.

– En la invasión a Kuwait, perpetrada por el imperialismo/colonialismo estadounidense, el entonces presidente George Bush se amparó en un informe de Amnistía Internacional en el que afirmaba que los soldados iraquíes habían sacado a los bebés de sus incubadoras. Luego vino una gigantesca empresa de relaciones públicas estadounidense a finiquitar su trabajo. Amnistía Internacional había labrado el camino

– 2011: Amnistía Internacional de Francia jugó un papel decisivo en la difusión de la propaganda contra Libia antes del bombardeo de la OTAN.

– 2012: Amnistía Internacional colocó carteles publicitarios en los EE.UU. en los que alababa las acciones de la OTAN en Afganistán.

Con estos antecedentes funestos y muchos más que, por cuestión de espacio no se pueden comentar, esta organización queda absoluta y rotundamente desacreditada para emitir juicios sobre una realidad que no tiene idea y no le interesa conocer. Su interés y objetivo para lo que fue creada es: manipular, tergiversar, servir de allanadora de camino para la propaganda. Triste papel que el imperialismo/colonialismo, al finalizar lo que Eric Hobsbawm llamó corto, pero violento siglo XX, le ha otorgado a organizaciones como esta.

Para que los informes y actuaciones mencionadas emitidos por Amnistía Internacional, puedan adquirir ese encuadre maledicente e inclinado se vale de:

  • Meras argucias y tretas que pretende enmascarar de metodología.

  • Informantes unidimensionales (nada que ver con el informante etnográfico) que disfraza de fuentes.

  • Manipulación in situ (más allá de la manida imaginación de C. Wright Mills) que disfraza de trabajo de campo.

  • Selectividad y clasificación arbitraria que disfraza de análisis

Hay más, pero a estas nos referiremos ahora que le toca el turno a Nicaragua. Para elaborar los informes sobre Nicaragua, Amnistía ha utilizado únicamente como fuente una ONG abiertamente opositora al gobierno mucho antes del fallido intento golpe de estado, perpetrado por medio de un formato de guerra híbrida. El financiamiento de esta ONG proviene exclusivamente de la cooperación del gobierno de los Estados Unidos. Y a pesar que el CENIDH hizo uso de fotografías de personas vivas que residen fuera de Nicaragua, Amnistía y otras organizaciones, no fueron capaces de cuestionar la veracidad y la instrumentalización de las víctimas.

Así también, en Nicaragua, sus informes, los ha alimentado de fake news tomadas de las redes sociales virtuales, de los medios opositores al gobierno y de lo que se denomina selectividad del informante, consiguiendo con esto catalogar, clasificar e inventariar cuantas “víctimas” requiere, tal como lo ha hecho en los casos mencionados al inicio de este escrito. Es decir, el informante, la fuente es unidimensional en el más estricto uso de esta palabra. Estos informantes han hecho de los acontecimientos en Nicaragua un auténtico monopolio de los Derechos Humanos y de lo que es peor, de la muerte de personas inocentes.

Ahora bien, esta organización ha entrado a otra fase con sus informes maliciosos en lo que corresponde a Nicaragua. Sin embargo, con lo señalado, su descalificación es total en lo que corresponde a pretender emitir otro informe, pero, su razón infamante, puesta al servicio de otros intereses no los detiene. En este sentido, Amnistía, dentro de su narrativa emite juicios de valor arbitrarios y habla de una supuesta degradación en materia de Derechos Humanos y pretende circunscribir esas afirmaciones retorciendo los hechos y las categorías. Por ello, sin pudor, sin empacho, transforma a un grupo de personajes adversos al gobierno y fuertemente vinculados con la derecha nicaragüense, ejecutores de la violencia extrema a la que sometieron al país: torturando, quemando a personas, a familias enteras, edificios públicos, masacrando policías, a trabajadores públicos y aterrorizando a pueblos enteros, en manifestantes pacíficos privados de libertad.

De igual forma vendrá con sus clichés de criminalización de manifestantes y opositores. Esta narrativa responde también, a querer justificar un relato que a todas luces genera dudas al preguntarnos ¿Cómo es posible que una institución policial como la nicaragüense reconocida por su labor comunitaria, su cercanía con la comunidad, ejemplar en el combate preventivo del crimen, de la noche a la mañana, un día haya decidido entregarse al irrespeto de los Derechos Humanos? Nicaragua, aún frente a los acontecimientos de los últimos meses, es el país con los índices de seguridad ciudadana más envidiables de la región, esto gracias a la cohesión social y por supuesto a la labor preventiva de la Policía Nicaragüense. Cualquier experto en seguridad ciudadana sabe que los logros de las políticas de seguridad en Nicaragua se deben al modelo del alto nivel de integración de la Policía con su comunidad.

Por ello, son patéticos y fuera de foco los señalamientos de esta organización con relación a la Policía de Nicaragua.  Es ignominioso cuando se lee, en estos llamados informes, que se pretende poner a buen resguardo a personajes que, no tuvieron el más mínimo reparo en violar, asesinar, torturar en los llamados tranques de la muerte. No obstante, ahora que el cuerpo de seguridad de Nicaragua, con las leyes en la mano y las contundentes pruebas grabadas en teléfonos móviles por los mismos hechores, realiza su trabajo, Amnistía Internacional, de forma absurda e improcedente, tal como lo ha hecho a lo largo de su historia, demostrado aquí, pretende condenar el Derecho de hacer justicia con toda la legalidad que la constitución le confiere a la Policía Nacional de la República de Nicaragua.  Este somero diagnóstico nos permite refrendar con autoridad que organizaciones como Amnistía Internacional no tienen credenciales metodológicas, ni éticas, aunque se le haya concedido el nobel de la paz. También se le concedió a gente como Elihu Root y Henry Kissinger. Estudiosos como Morris Berman demuestran contundentemente semejante desatino. Sugerimos, a Amnistía, que se realice un informe hacia adentro y quizá así podrá conseguir alguna credibilidad.

NICARAGUA QUIERE PAZ, NO INFORMES LLENOS DE MENTIRAS Y MANIPULACIONES.

Por todo ello, los firmantes rechazamos, repudiamos y refutamos, con toda la razón que nos asiste, el funesto y sesgado informe sobre Nicaragua que Amnistía Internacional ha presentado en Madrid.

Firmantes:

Comité Europeo de Solidaridad con la Revolución Popular Sandinista. Por unanimidad

Plataforma de Solidaridad con Nicaragua y el FSLN. Madrid. Por unanimidad

SANDINISTAK, Plataforma vasca de Solidaridad con el FSLN. Euskal Herria. Por unanimidad.

Comunidad “Arlen Siu” de Nicaragüenses en el País Vasco

Plataforma de Solidaridad con Nicaragua y el FSLN. Sevilla. Por unanimidad

Red de Solidaridad y Amistad con Nicaragua y el FSLN. Murcia. Por unanimidad

Red de Activistas Sandinistas de la Región de Murcia

Comité Internacionalista de Solidaridad con Nicaragua y el FSLN. Zaragoza. Por unanimidad

Brigada Rubén Darío. Catalunya. Por unanimidad

Plataforma de Sandinistas en España. Por unanimidad

UJCE-Murcia

Iniciativa Comunista

Atilio A. Boron, profesor de teoría política de la Universidad de Buenos Aires y la Universidad Nacional de Avellaneda.

Ángeles Díez Rodríguez, Frente Antiimperialista Internacionalista

Claudia Salerno Caldera, Embajadora de la República Bolivariana de Venezuela ante el Reino de Bélgica y la Unión Europea

Javier Couso Permuy, eurodiputado de Izquierda Unida

Llano Guillén Torres, poeta

Willy Meyer, ex-eurodiputado

Ángeles Maestro, maestra. Red Roja

José Manzaneda, periodista vasco

Luciano Salatino, Frente Antiimperialista Internacionalista

Sara Rosenberg, Frente Antiimperialista Internacionalista

Jon Metauten, militante internacionalista vasco

Jose Miguel Jimenez, militante internacionalista vasco

Rafael Herce Pérez, Técnico de Mantenimiento electrónico de TV y Actor

Zoa Damaris Meza, Actriz titiritera y dramaturga nicaragüense

Gonzalo Cuéllar, Director de Teatro nicaragüense

Ruben Mejuto Fernández, músico

Zoa Tamara Cuellar Meza, Actriz titiritera, investigadora teatral nicaragüense

Antonio Agustín Yeste Martínez, maestro

Emilio Ortiz, escritor

José Javier Cuenca García, científico

Vanessa Angustia Gómez, senadora Izquiera Unidad-En Marea

Maite Mola, vicepresidenta del Partido de la Izquierda Europea

Manu Pineda, responsable de Relaciones Internacionales del PCE

Miguel Ángel Bustamante Martin, diputado de IU en Unidos Podemos

Fran Casa Mayor, politólogo

Ana Belén Gómez Guillén, Secretaría de la Mujer de CGT-Correos

Fabriciana Ada Prada Belver, Dra en Medicina en Consejería de políticas sociales y familiares

Javier Domínguez, Comité Oscar Romero-Madrid, Com. Cristianas Populares, escritor

Benjamín Forcano, teólogo moralista

José Torres, presidente de la Fundación Rubén Darío – Campo Ciudad

Emiliano de Tapia, cura, animador y coordinador social

Fernando Bermúdez, misionero en Latinoamérica y teólogo

Miguel Cid Cebrián, abogado

Migdaler Mazuera, pastora protestante

Remedios García Albert, responsable de Paz y Solidaridad del PCE

Josep Ma. Lari Vilaplana, ilusionista español ganador del European Magician Contest

José Aragón Guzmán, pintor y poeta nicaragüense residente en Barcelona

Abraham Castellón, cantautor nicaragüense residente en Zaragoza

Xavier Abraham López Ramírez, cantautor nicaragüense residente en Barcelona

Bea Vázquez, sindicalista y pedagoga catalana

Aurora Vargas Alonso, Secretaría Paz y Antiimperialismo del PCE-Andalucía

Juan Carlos Muñoz Riesco, trabajador social

Tona Soler Chiva, maestra

Xavier Morales Molina, pedagoga en el área social

Tasio Pulido, Internacionalista

Álvaro González Martínez, mantenimiento eólico

José Parrilla Montero, cuidador

Ramón Pedret Ventura, maestro de educación primaria

José Vicente Jiménez Benítez, auxiliar sanitario

Antoniio Barbero Munera, agente mediador de seguros

Emilia Parreño SImarro, informática

Gabriel Gil Lujan, farmacéutico

Asterio Leal Utiel, jubilado

Juan Sureda Casamor, jubilado

José M. Maldonado, reportero gráfico

Luis Saz Orozco Sandoval, personal laboral

Isabel Jiménez Juárez, personal de servicios domésticos

María Isabel López Blázquez, jardinera

Quico Castanyer Sugranyes, jubilado

Javier Huerta, Solidaridad Internacional

Mónica de Quevedo Gómez, arqueóloga

José Carlos Fernández Núñez, trabajador de la construcción

Luis Sáez Tomás, trabajador de la industria del calzado

Francisco Javier Montoya Martínez, trabajador de la seguridad privada

Miguel A. Díaz Ibáñez, zapatero

Jorge Nieves, transportista

Itsaso Cortés, auxiliar administrativa

Nico Aguilar, estudiante

Esther Nieves, estudiante

Juan Toledano, estudiante

Juan Suay, estudiante

José A. Martínez Conde, secretario político del PCA de Sevilla

Luciano Gómez Maya, responsable del área de Internacional del PCE de Sevilla ciudad

Joakin Alfonso Marin, Internacionalista

Álvaro Gutiérrez Suárez, responsable de Paz y Antiimperialismo del PCE en la ciudad de Sevilla

Miguel Garrido Serrano, responsable del área eterna del PCE en la ciudad de Sevilla

PCE-provincial de Albacete

PCE ciudad de Albacete

Carlos Vázquez, secretario del Comité Central del PCE

Oscar Vidal Gea, Internacionalista

Ángel Sánchez Díaz, secretario provincial de Paz y Antiimperialismo del PCE de Sevilla

Julio Díaz Díaz, Asociación de Amistad con Cuba “Miguel Hernández”

Txema Sánchez

Juan Luis González, Ojos para la Paz

Olga Avalos Rebollo, área externa del PCE de Castilla La Mancha

Jesús Mesa Romero, concejal de IU en Casarrubios del Monte

Javier Gómez Pintado Gálvez, coordinador comarcal de IU Mora-Montes (Toledo)

Vanesa Gallardo Benítez, área interna PCE Castilla La Mancha (Toledo)

Isabel Daniel Mayoral, área interna PCE Castilla La Mancha (Toledo)

Alberto Franco Figuera, Xuventude Comunista Galiza

Laura Aparillo Dios, Xuventude Comunista Galiza

Noa Román Cueva, IU

Damián García Sánchez, PCE

Manuel Alfonso Peláez Jiménez, PCE

Ainhoa Iceta Tena, UJCE-GK

Santiago Moreno Pérez, responsable ideológica colectivo “Enrique del Amo”, Badajoz.

José A. Gómez Ortiz, UJCE

Jorge Sánchez Baltodano, PCE-La Rioja

Tatiana Cámara Narro, PCE-La Rioja

Pedro Crespo Espinoza, PCE-La Rioja

Natividad Martínez Coy, PCE-Murcia

Jaré Cano Sánchez, PCE-Murcia

Andrés David Hernández Rocaora, PCE-Murcia

Irene Euba Arroyo, EPK-Euskadi

Rubén Darío Marcos Urdampilleta, PCE-León

Carmen Jiménez Franganillo, PCE-León

Daniel Borrego, UCJE

Sami Kassen Hernández, UCJE

María Librada Blanco, PSF

Ángela Frías, UCJE

Andrea Torralba, UCJE

Antonio Arcediano Martínez, CESC

Margarita Valle García, PCE

Tomás Núñez Martínez, UCJE

Sergio Esteban Viñas, Foro por la Memoria

Daniel Fernández Abella, Ateneo Republicano de Lavapiés

Iñigo Asin Martínez, UCJE

Miguel Ángel Villalobos, Asociación Amistad Hispano Soviética

Victoria Vilar Soria, IU

Amanda Anaya Domínguez, AIBA Valdemoro

Víctor Manuel Lucas Raws, PCAE

Javier Torres, Sindicato CGT Correos

Araceli Escudero Yerry, Coordinadora estatal de Solidaridad con Cuba

Javier Portal Martínez, IU

Rubén Hernández, Partido Comunista de Venezuela

Sergio Carcas Torrijo, PCE

Alejandro Franco Forcón, PCE

Álvaro García Palacio, UCJE

Borja Valencia Ruiz, UCJE

María del Carmen Domínguez Luque, investigadora y activista de la Paz en el mundo

Víctor Jiménez, Marcha Dignidad

Juan José Anaya Fuertes, cantautor y activista por la Paz

Sonia Ledesma Fernández, Marcha Dignidad

Manuela Moreno García, Marcha Dignidad

Raquel Libertad Jiménez Moreno

Santiago Freire Botana, PCE

Marcos Moscardó, PCPE

Juan Antonio Perles Gálvez, PCPE

María Gloria Fernández Ruiz, PCPE

María Antonia García

Francisco Perón Mazón

José Joaquín Rodes Roca

Ramón Pedregal Téllez

Víctor A. Ramos

Julio Díaz Díaz

Jesús Sánchez Sánchez

José Manuel Cerezo García

Ángel Sánchez Díaz

Manuel Muriel Haro

Jaime Cedano

Diego Navarro

Lorenzo Ricardo Ramírez Ramos

Carlos Nicolás de Benito

Susana León Sánchez

Daniel Serrano Jiménez

Antonio López Moreno

Geles Navarro

Nicolás Daniel Vargas Higuera

Margarita Orozco Sánchez

Sabrina Alonso Ponce

Javier García Proenza

Yolanda Lusa Bernal

Manuel Pardo de Dowleblin Montesino

Eduardo Hernández Fernández, FAI

Joaquín García Arranz

Miguel León Pérez

Ángel Villagra Rubio

Fernando García García

Sabina Alberti Rodríguez

Andrés Bódela Pastrana

José Miguel Rojas Quintana

Fernando Domínguez, PCPE

Tania de Paz Olmedo, PCPE

Carlos Javier Valenzuela, PCPE

Victoria Soler Anaya, PCPE

Juan Manuel Fernández, PCPE

Daniel Fernández, PCPE

Manuel Pardo de Doulebún Montesino, FAI

Eduardo Hernández Fernández, FAI

Andrés Aymat Morcillo, FAI

Franco Rodríguez Gómez, empresario

Yamani Khaled, Internacionalista palestino

Francisco Argemí Pallás, jubilado

José Ignacio Tornel Aguilar

José Ángel Aurán Cerezo, secretario general del PCRM

Javier Fernández González

Miguel Ángel García Garres

Francisco Saorín Rodríguez

José Luis Álvarez-Castellanos

José León Lozano

Sergio Ramos

Pedro Martínez Ayala

Trinidad Espinosa Mira

Andrés David Hernández Romero

Juan Serrano M., militante del PCE

Antonio Álvarez Aguilar

Marcos Radovich Ruíz

Darío Sanz García

Victoria Sáez

Dolores Ruíz García

Manuel Aullón Jorquera

Dolores Huelves Sánchez, pensionista

Alfonso Sánchez Martínez, pensionista

Víctor Martínez García, estudiante FAE

Juana María Navarro Fonta, estudiante

Pedro Javier López Soler, historiador