Comité Argentino de Solidaridad y Amistad con Nicaragua – Rosario

¿Cómo se concilia una lucha revolucionaria, patriótica o democrática con el apoyo a la misma de Estados Unidos, donde gobierna la ultraderecha y siendo la potencia que en múltiples ocasiones ha invadido Nicaragua y la ha saqueado sistemáticamente a través de la historia, y que actualmente promueve regímenes neofascistas y de ultraderecha en América Latina?

¿No es incompatible la defensa de la patria y de la democracia, o el rescate de una supuesta revolución perdida que usted y sus aliados del Movimiento Renovador Sandinista (MRS) reivindican, con acudir a Washington pidiendo ayuda a los congresistas ultraderechistas y enemigos de la Revolución Cubana, Ileana Ross Lethinen y Marco Rubio, según se puede ver en fotos que hemos visto de ellos con Margarita Vijil, Presidenta del MRS, y otros representantes de la oposición en Nicaragua?

Si Nicaragua es un país con un gobierno que no es de izquierda, ¿por qué es considerado por Estados Unidos como parte de la “troika de la tiranía” junto a Cuba y Venezuela, según declaraciones del Asesor de Seguridad de Donald Trump, John Bolton, y por qué Estados Unidos ha anunciado fuertes sanciones contra Nicaragua, las que por cierto han sido solicitadas por la oposición de la que usted es parte?

Si el gobierno de Daniel Ortega no es de izquierda, ¿cómo explica usted que en la crisis recién pasada haya recibido el apoyo unánime del Foro de Sao Paulo reunido en La Habana este año, e integrado por todos los partidos de izquierda de América Latina, tal como se puede apreciar en la Resolución sobre Nicaragua del Foro de Sao Paulo, que está circulando aquí?

Usted ha dicho que el gobierno de Daniel Ortega no es de izquierda por haberse entendido anteriormente con la empresa privada y haber dejado atrás la confrontación con la Iglesia. ¿Por qué entonces usted se puede considerar de izquierda, haciendo causa común precisamente con la empresa privada y con la Iglesia, con el apoyo de Estados Unidos, la OEA y los gobiernos de derecha de la región, que reiteradamente se han pronunciado a favor de la oposición en Nicaragua?

Si las reformas a la seguridad social en Nicaragua es neoliberal y está en contra de los intereses de los trabajadores y jubilados, ¿por qué en vez de manifestarse en su contra los sindicatos y organizaciones de jubilados, lo hicieron la empresa privada y las ONGs financiadas por la USAID, que como todos sabemos es la agencia a través de la cual Estados Unidos financia a grupos afines a sus intereses en diversos países?

Usted ha dicho que un golpe de Estado es el derrocamiento de un gobierno por las fuerzas armadas (podría ser también su derrocamiento por otros poderes del Estado, como el Poder Legislativo, como ocurrió en Paraguay y Honduras – en confabulación con las fuerzas armadas en este último caso –), o por el Poder Judicial, tal como ocurrió en Brasil. Sin embargo, usted y miembros de su grupo político (Movimiento de Rescate del Sandinismo) han hecho reiterados llamados al Ejército de Nicaragua para que tome el control de la situación del país o dicho en forma más clara, para que se haga cargo del poder; ¿no es eso acaso un intento de Golpe de Estado por parte de ustedes como integrantes de la oposición en Nicaragua?

¿Usted considera que no se puede llamar intento de golpe de Estado la evidente confabulación entre los poderes fácticos (algunos medios de comunicación influyentes, la empresa privada, la Iglesia, ONG con abundantes recursos provenientes de Estados Unidos) para derrocar a un gobierno surgido de elecciones cuya validez fue reconocida incluso por la OEA?

¿Cómo se explica un genocidio del Estado en el que hay una cantidad similar de muertos opositores y progubernamentales?

¿No considera usted que hay contradicción entre las acusaciones al gobierno sandinista de violar derechos humanos y el hecho de que haya tanta evidencia (entre ellas gran cantidad de videos) de torturas hechas por opositores a partidarios del gobierno secuestrados y en algunos casos desaparecidos o asesinados, mientras que por el contrario, no hay evidencias que muestren el uso de estos métodos por el gobierno?

¿Considera usted que la causa de la detención de alrededor de doscientas personas a raíz de la reciente crisis que vivió Nicaragua es la participación de dichas personas en actos pacíficos de protesta o es más bien su participación en actos violentos, entre ellos abusos, asesinatos y destrucción? De ser su respuesta la primera, ¿significa esto que en las protestas antigubernamentales en los días más fuertes de la crisis participaron sólo doscientas personas? Usted misma, ¿por qué está en libertad y puede venir aquí a expresar su punto de vista y luego volver a su país sin que nadie la moleste?

¿Considera usted que hay dictadura y falta de libertad de expresión en un país en el que se puede hacer abiertamente esta afirmación y en el que no hay siquiera normas que regulen en lo más mínimo el uso de la información y la emisión de opiniones por los medios de comunicación?

¿Por qué los sectores más radicales de la oposición (incluyendo su movimiento) rechazaban el diálogo durante la crisis, mientras ahora lo piden? ¿Sugeriría usted para ese diálogo a los mismos interlocutores y mediadores que hubo durante la reciente crisis?

¿Considera usted que los integrantes del MRS, aliados suyos, son traidores al sandinismo, tal como lo dijo en 1994?

(*) Comités Internacionales de Solidaridad con el Pueblo y el Gobierno de Nicaragua (*).

(*) Para la 8ª Conferencia CLACSO, Buenos Aires, 2018 (*).