Osasuna / Salud

Trabajadores de la Salud de Nicaragua condecorados con la Medalla de Honor Asamblea Nacional en Oro

Los trabajadores de la salud de Nicaragua durante una sesión especial fueron condecorados con la Medalla de Honor Asamblea Nacional en Oro, como un merecido reconocimiento a su incansable labor llena de heroísmo, amor, humanismo y solidaridad en pro del pueblo nicaragüense.

Este reconocimiento fue entregado por la Junta Directiva y diputados en el marco del Día Nacional de las y los Trabajadores de la Salud, este 8 de agosto.

El reconocimiento es también por su labor destacada frente a la pandemia causada por el covid-19.

El inicio de la sesión fue muy emotivo porque el cantautor nicaragüense Lenin Triana y su grupo, interpretó temas musicales como Resistiré y Amigo, cuyo mensaje van cargados de amor y solidaridad.

En la ceremonia especial participaron trabajadores de la salud, hombres y mujeres de diversos centros asistenciales del sector público que están en la primera línea de batalla frente al coronavirus y otras enfermedades, dando un trato amoroso, humanista y solidario a los nicaragüenses que se han visto afectados en su salud.

La lectura de la resolución de otorgamiento de la Medalla de Honor Asamblea Nacional en Oro, fue realizada por la primera secretaria de la Junta Directiva. Loria Raquel Dixon; posteriormente la medalla fue entregada por el Presidente del parlamento doctor Gustavo Porras a representantes de los trabajadores de la salud.

«La Asamblea Nacional reconoce la ardua labor heroica que realiza el gremio de las y los trabajadores de la salud en el frente de la lucha contra la pandemia decretada del covid-19 y todas las enfermedades respondiendo con dedicación, esfuerzo, atención humanizada, cariño, compromiso y labor patriótica al cuido, recuperación y bienestar de todo el pueblo nicaragüense”, destaca la resolución parlamentaria.

En representación de los trabajadores llegaron la Ministra Asesora en Salud doctora Sonia Castro, la Ministra Asesora Carolina Dávila, la Ministra de Salud Martha Reyes, el viceministro Enrique Beteta, el Secretario del Ministerio de Salud Carlos Sáenz y trabajadores de los hospitales y centros asistenciales.

asamblea-reconocimiento-salud

Un honor trabajar para y por el pueblo

En nombre de los trabajadores de la salud habló la doctora intensivista Nathalia Fonseca, quien manifestó que se ha logrado salir adelante gracias al compromiso y la unidad de cada uno de los médicos, enfermeras, enfermeros, sanitarios, conductores y otros trabajadores.

«Para mi y en nombre de mis compañeros de trabajo puedo decir que realmente es un honor estar trabajando para al pueblo y de cara al pueblo. Es importante que sepan que en esta labor no solo estamos uno, estamos muchos, no solo hay un intensivista, hay muchos intensivistas, hay enfermeras, hay personal de apoyo, hay personal de laboratorio, hay de todas las índoles hasta administrativos, no solo uno tiene que desvelarse nos desvelamos todos y eso ha garantizado que podamos salir adelante», indicó Fonseca.

asamblea-reconocimiento-salud

Reconoció que el covid-19 es una enfermedad muy compleja, pero que la unidad de todos junto con la familia es fundamental para salir victorioso.

«Sabíamos que teníamos fortaleza y una es que había semillas por toda Nicaragua desde Bilwi hasta Río San Juan, sabíamos que había un intensivista preparado que no se preparó ayer, ni antier no somos una lucha de una semana, los médicos somos una lucha de años desde nuestra primaria, secundaria, universidad, especialidad, sub especialidad, los médicos no nos formamos en cinco meses nos formamos en muchos años y de eso gracias a Dios en Nicaragua había y muy importante pueden haber miles de intensivistas, pero personas con compromiso por el pueblo, personas que no pongan condiciones para ayudar al pueblo y que tengan convicción y que no esperan nada a cambio son los que estamos y quedamos y vamos a seguir», añadió Fonseca.

Dijo que nunca dudó en ponerse al frente de la lucha contra la covid-19 y tampoco puso condiciones cuando la llamaron.

«Yo realmente aprendí que no necesito un título de Harvard para estar ahí, lo que se necesita es tener un corazón de oro para seguir frente al paciente y tengo enorme respeto por los compañeros que han dado sus días, sus noches y conozco muchos que han dormido en los hospitales por semanas, por meses, con tal de ayudar a la gente sin cansarse, si decir no puedo, dejaron sus familias, se fueron a una área donde podían estar cerca de los pacientes donde podían, en resguardo porque tuvimos que dejar parte de nuestras vidas por estar cerca de nuestros pacientes» señaló Fonseca.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Dejar una respuesta